Mapa Web   Iniciar sesión  
Logotipo de Andiño

Ámbito de la mediación familiar

Desde Andiño ofrecemos diferentes servicios a las familias en situación de crisis, dependiendo del momento en que se encuentren:

  • Atención a las personas que se encuentran en una situación de crisis conyugal. En este momento, cada miembro de la pareja tiene unas necesidades individuales que debe cubrir de forma particular y confidencial y es por ello por lo que prestamos especial interés en conocer cuales son sus verdaderas necesidades, sin presuponer conocerlas. En esta fase nuestro interés se centra en averiguar qué es lo que realmente cada persona necesita y facilitarle su consecución.
  • Atención a las parejas que se encuentran en una situación de predivorcio o preseparación. Llegar a aceptar la realidad de la ruptura lleva un tiempo porque implica no sólo una aceptación intelectual sino también emocional. Durante este tiempo la pareja suele mantener contacto y, como consecuencia se reaviva el dolor y el odio e incluso las fantasías de volver a estar juntos. Por otro lado, es frecuente mantener los sentimientos de culpa y abandono. Sentirse escuchado y comprendido por un profesional facilita el que las personas puedan descubrir sus propios recursos para orientar satisfactoriamente su futuro. Desde Andiño queremos ofrecerle este acompañamiento.
  • Atención a las parejas que ya han tomado la decisión de separarse o divorciarse. La mediación posibilita a ambos miembros la consecución de acuerdos que permiten dar la forma legal a su nueva situación. Por otro lado, el proceso de mediación facilita el que los niños se adapten mejor a la separación de sus padres porque el nivel de conflicto y hostilidad entre ellos será menor. Además de proporcionarles los medios para conseguir los objetivos precedentes, el equipo de Andiño les proporciona la intervención de un psicólogo para que atienda las necesidades tanto emocionales como educativas de la pareja y sus hijos.
  • Atención a las personas que se encuentran separadas o divorciadas. El bienestar psicológico en este momento cobra un especial interés ya que cada miembro de la pareja necesitará adaptarse a unos nuevos roles. Por otro lado, otra cuestión a atender de un modo especial es la nueva relación que cada uno establecerá con los hijos: los niños necesitan límites claros, lógicos, coherentes y justos, tanto por parte de la madre como del padre. Si los criterios seguidos por cada uno de los padres fueran diferentes, ambos deberían consensuarlos para no crear confusión e inestabilidad en los hijos. La presencia de normas en todo grupo humano es imprescindible para su sano desenvolvimiento y para dar pie a la adquisición de valores. Desde Andiño podemos facilitarles el que puedan elaborar su propio Plan de Paternidad/Maternidad.
Aportamos soluciones, preservamos la intimidad, conservamos las relaciones.